Destilados

Historia y origen de la destilación

La destilación es un proceso que sirve para separar los componentes de un líquido por medio de ebullición selectiva y condensación. Es una técnica que se conoce en China desde el año 800 a.C.

También se ha encontrado evidencia en textos del antiguo Egipto donde se describe la destilación en la perfumería que era muy popular ya que se usaba en rituales, entre la realeza o en el proceso de momificación.

En las antiguas Grecia y Roma ya conocían la destilación, pero no fue sino hasta principios de la Edad Media que los árabes destilaron alcohol, ya que antes solo se usaba la técnica para maquillajes y perfumes.

Sin embargo los primeros alcoholes destilados no tenían un fin recreativo, sino terapéutico y tenían usos muy vastos.

La primera persona en elaborar un manual de destilados fue Arnau de Vilanova, un teólogo y médico catalán que escribió sobre vinos y espirituosos. Para él era el elixir de la vida.

Por alguna razón, en algún momento se empezó a beber recreacionalmente y para este propósito era macerado con frutas y hierbas para disimular su sabor pues era medicina y sabía a tal.

Las bases de la destilación moderna las puso Edouard Adam cuando inventó un sistema para rectificar alcoholes, esto sirvió para eliminar malos olores del producto final.

La técnica es muy sencilla, consiste en calentar un líquido para separar sus componentes recuperando los vapores desprendidos, el objetivo es concentrar y purificar un líquido. En el caso de las bebidas espirituosas, lo que se busca separar es el etanol.

El etanol se evapora a 78.5 grados centígrados y el agua a 100, por lo que si se tiene una mezcla de etanol y agua, basta con calentarla a 78.5 grados y para evaporar únicamente al alcohol, que se condensa y se separa.

Ese es el proceso de destilación muy simplificado, en la práctica resulta un tanto difícil pues el etanol absorbe por lo que siempre se llevará un poco de agua y otros componentes que se encuentran en la mezcla y suelen tener puntos de ebullición menores.

Este método es muy popular en la industria de bebidas alcohólicas y gracias a él tenemos deliciosos destilados que tienen características distintas dependiendo del lugar del mundo en que se fabriquen.

 

Ginebra mexicana

0 comentarios 0

Dejar un comentario

Language
Spanish
Open drop down